Padres vayan a ver a sus hijos jugar Rugby

Este artículo está hecho especialmente para los padres que tienen miedo o muchas veces no apoyan a sus hijos con el rugby.

Es innegable que en el rugby las lesiones suceden, sin embargo al igual que los baches en la vida estas pasan y se superan. Es normal que como padres sientan temor, sobre todo al ver a sus hijos siendo golpeados y es comprensible que sientan que algo no está bien. Sin embargo, deben dejar de ver el rugby de esa manera, como violento o peligroso para empezar a comprender que es el deporte que sus hijos aman. El deporte en el que invierten tiempo, se divierten y forjan amistades duraderas.

“Mi padre, aún ahora me sigue diciendo “juega con cuidado”, lo que él no sabe es que no puedo entrar a un ruck con cuidado o dar un tackle con cuidado porque el que terminará perdiendo soy yo. “ Recomendación 1: No le digan esto a sus hijos, solo harán que piense en una posible lesión y es lo último que se debe pensar al entrar a una cancha.

Quizás no lo sepan señores padres de familia, pero el ir a ver a sus hijos a jugar un partido de rugby produce inmediatamente que el esfuerzo que ellos dan se multiplique por cantidades infinitas.

Para los más pequeños, aplica el llevarlos a entrenar, recogerlos o esperarlos y aprender más de este hermoso deporte. No piensen que ellos van a sentirse avergonzados, porque lo más probable es que quieran demostrarles a ustedes todo lo que saben y que cada día aprenden más. Recomendación 2: Aliéntenlos, ayúdenlos escúchenlos, miren sus videos (así se los repitan 5 veces en la semana).

Las lesiones: Son parte del deporte. Bien dicen que lo que no te mata te fortalece. En el rugby es igual, en la vida es igual. En estos casos, hay que apoyar el doble. Nunca desanimarlos o pedirles que dejen de jugar. Imagínense que a ustedes les pidan dejar de hacer lo que aman, así nos sentimos cuando alguien nos pide esto.

Recomendación 3: Hielo y vendas. Nunca deben faltar después de un partido. ¿No pueden comprar el playstation 10? No importa, un poco de hielo y vendas después de un partido son mejores que la última consola de video juegos.

Existen unas reglas básicas que como padres deben comprender. Son muy conocidas pero nunca está de más recordarlas:

No crean que los rugbiers viejos no queremos que nuestros padres nos vean. Quizás, no haya nada mejor que ver a quienes quieres alentándote afuera de la cancha. Por eso, padres ya lo saben. Siempre que puedan vayan a ver a sus hijos a jugar, entrenar o simplemente aliéntenlos a dar lo mejor de ellos en cada momento y a nunca desistir de aquello que aman.

 

Nota: Este artículo es del Rugby Peruano.

Web: TodoRugbyPe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s