La historia se vuelve a repetir

Igual que en 1987, Gales, Francia, Nueva Zelanda y Australia son los semifinalistas de la Copa del Mundo; “Ahora todo lo define la voluntad”, dice Wayne Smith, asistente de los All Blacks; cómo llega cada uno.

Caminar por el Water Front ya no es una prueba para la paciencia. No hay largas colas para comprar todo lo que se ofrece y los restaurantes no tienen listas de espera. Mientras los Pumas cosechan lo que sembraron, un merecido reconocimiento en la Argentina tras despedirse dignamente de la Copa de Mundo frente a los locales, volvió la calma a Auckland. Después de un fin de semana de pura acción, la ciudad recuperó su ritmo. Es que sólo quedan cuatro de los 20 equipos que llegaron a Nueva Zelanda. Como sucedió hace 24 años, en el primer Mundial y el único que ganaron los All Blacks (29 a 9 a Francia), los protagonistas se repiten: Nueva Zelanda, Australia, Francia y Gales lucharán por un lugar en la gran final. En 1987, los cruces fueron Francia 30 vs. Australia 24 y Nueva Zelanda 49 vs. Gales 6.

Aunque bajó la espuma mundialista, se nota la ansiedad de los neozelandeses por lo que viene. El próximo sábado y domingo, en el mítico Eden Park, el Hemisferio Sur y el Hemisferio Norte estarán representados hasta el final. Después de poco más de un mes de competencia, los equipos se preparan para las últimas batallas. Los cuatro irán hasta el final. ¿Cómo se juega está parte de la Copa del Mundo? ¿Qué hace falta para llegar hasta el final?

“Cada vez que se llega a esta etapa del torneo, sea en el Súper Rugby, Premiership, Heineken Cup, Copa del Mundo, se trata de voluntad. Se trata de la fortaleza de tu voluntad. El tema no es a quién tengas en cancha, es lo que tenés adentro lo que cuenta en este punto y eso es lo que te hará ganar”, dijo Wayne Smith, mano derecha de Graham Henry, entrenador de Nueva Zelanda, que jugará contra Australia en la madrugada argentina del domingo (a las 5).

El asistente kiwi también se refirió a los australianos, rivales del próximo domingo: “Saben que tenemos un enorme respeto por ellos y estoy seguro de que tienen un gran respeto por nosotros. Hemos jugado frecuentemente los últimos años. Los conocemos bien y ellos nos conocen bien. Será un partido determinante”.

En la otra vereda hay mucho optimismo. Es que 13 días antes del comienzo de la Copa del Mundo, los australianos dieron un mensaje al mundo ovalado: llegaba a este país como favoritos tras derrotar a los All Blacks por 25-20 en la última fecha del Tres Naciones y llevarse el título. Así, los Wallabies, que habían conseguido este trofeo en 2000 y 2001, pusieron fin a su sequía internacional al ganarlo por tercera vez. El recuerdo aún está fresco, pero los jugadores saben que esta es otra historia.

“Tenemos que jugar en lugar de pasarnos el partido defendiendo. Queremos aprovechar nuestros puntos fuertes, que se basan en un estilo ofensivo y dinámico. Si jugamos como lo hicimos frente a Sudáfrica, sufriremos. Debemos ser mucho mejores y más efectivos con nuestro manejo de la pelota, para no darles demasiadas chances”, dijo el medio-scrum Will Genia.

El N° 9 Wallabie, estratego y armador del equipo, es pura confianza: “Confío al 100 por ciento. No quiero parecer arrogante, no soy así. No soy soberbio, pero realmente confío plenamente en el equipo y en que podemos lograrlo. Nos apoyamos los unos a los otros y demostramos el fin de semana que no solamente podemos ganar mediante la habilidad sino también con espíritu”.

Un día antes de ese choque, el Eden Park será escenario de la primera semifinal entre Gales y Francia (a las 5 del sábado), único que equipo que ya confirmó su alineación. El head-coach Marc Lievremont repite a los mismo 22 que vencieron a Inglaterra. “[Los galeses] Son fuertes, listos y muy bravos en defensa. Tienes jugadores de clase mundial en muchas posiciones”, dijo el entrenador.

Dimitri Szarzewski también se refirió a la importancia psicológica de haber logrado tres victorias consecutivas en el Seis Naciones contra Gales. Once jugadores del plantel galo jugaron en el último encuentro; fue triunfo de les Bleus por 28 a 9. “Sabemos que somos capaces de derrotarlos, pero el peligro podría ser subestimarlos. Tenemos que respetarlos, estar enfocados como la última semana y decirnos a nosotros mismos que estamos jugando una semifinal para ganarla”, dijo el hooker del Stade Français.

Gales mirá el futuro con seguridad y con la certeza de saber que ha hecho méritos para estar entre los mejores cuatro equipos de mundo. Pero no se relaja y encara el próximo desafío con gran responsabilidad. El equipo de Warren Gatland sabe que está haciendo historia, pero no se relajan y van por más. “Sin duda uno es consciente de que sus forwards son muy fuertes y los backs talentosos. (Morgan) Parra y (Dimitri) Yachvili están jugando muy bien en este momento. Contra Inglaterra presenciamos una demostración muy madura”, sostuvo Shane Williams.

El wing de Gales, autor de dos tries en la Copa del Mundo -frente a Irlanda y Samoa-, agregó: “Francia es un equipo al que hay que tomarse con seriedad ya que se guardan su mejor rugby para las fases eliminatorias. Se mostraron fuertes ante Inglaterra y el mejor equipo ganó”.

Quedan presentados los candidatos. Los cuatro fantásticos que van por la gloria.

Respeto por Cooper
Uno de las grandes desafíos que tendrán los All Blacks será controlar al estratego de los Wallabies, su apertura Quade Cooper. “Siempre jugó muy bien contra nosotros. El es impredecible, es peligroso, si tiene realmente un buen día estás en problemas, así que tenemos mucho respeto por él”, dijo Smith.

Fuente: canchallena.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s